Caldera, calentador o termo eléctrico: ¿Cuál elegir para tu casa?

calentador termo electrico

En la actualidad, el agua caliente supone una quinta parte de la energía total que los usuarios consumen en sus hogares, siendo la segunda más utilizada después de la calefacción.

Este servicio es considerado de uso prioritario, ya que es necesario durante todo el año a modo de cubrir todas las necesidades que pueden aparecer, además de proporcionar un gran confort que todo el mundo agradece.

Ya sea para lavar los platos después de comer, darse una ducha o simplemente el hecho de saber que está ahí a tu disposición siempre que la necesites, es lo que ha hecho que el agua caliente se convierta en una necesidad para todo el mundo.

Un claro ejemplo es el sector hotelero. Una mala disponibilidad de este servicio puede provocar el cierre del negocio y/o la pérdida de clientes. Para evitar esto, se utilizan grandes instalaciones que proporcionen del volumen de agua necesario a todos sus clientes en cualquier momento.

Comparativa: ¿Caldera, calentador o termo eléctrico?

Mucha gente tiene dudas a la hora de elegir cuál es el mejor sistema de producción de agua caliente para su hogar. Por este motivo, queremos mostraros las diferencias entre cada uno de ellos. Ambos se centran en proporcionar agua caliente, pero existen discrepancias que merece la pena conocer.

1) Caldera

Una caldera se diferencia del resto porque calienta el agua en su interior y la proporciona por todo el sistema de calefacción de un hogar. También tienen la capacidad de producir agua caliente sanitaria.

Dependiendo del tipo de producción de agua caliente, las calderas pueden clasificarse de varias formas:

  • Mixta instantánea: El tipo de caldera más utilizada en las viviendas. Se encarga de generar agua caliente dependiendo de la necesidad de cada usuario.
  • Mixta con acumulador: El acumulador que lleva incorporado es el encargado de que se pueda disponer de agua caliente en cualquier momento. Dependiendo del modelo escogido, esta cantidad puede variar. La principal diferencia con el resto es que también pueden producir agua caliente cuando se agota la del acumulador. Las prestaciones que aporta son muy parecidas a las mixtas instantáneas.
  • Sólo calefacción: No son capaces de producir agua caliente, para hacer que esto ocurra, sería necesario instalar un acumulador externo.

2) Calentador

Un calentador proporciona agua caliente sanitaria gracias a un sistema por el que pasa el agua fría, siendo calentada mediante la combustión de gas. La gran ventaja de los calentadores es que la cantidad de agua que se puede disponer es ilimitada.

No obstante, la producción está limitada a una cantidad de litros por minuto, variando según el modelo. Antes de escoger uno u otro, se deben de tener en cuenta las necesidades de cada hogar. Los más elegidos son los de 5, 10 y 15 litros, aunque hay otros mayores que pueden superar los 20 litros por minuto. ¿Cómo se calcula? Mediante el número de personas que viven en el hogar y la cantidad de puntos de consumo de agua.

3) Termo eléctrico

Un termo eléctrico se diferencia del calentador porque la cantidad de agua para el consumo es limitada. Al no poder calentar el agua instantáneamente, hay que esperar un tiempo para hacer uso de ella. Lo mejor que se puede hacer para solucionarlo es almacenarla ya a la temperatura deseada.

Una vez se haya consumido toda el agua caliente, habrá que esperar entre una y tres horas a que se genere más. No se conocen por ser muy eficientes energéticamente.

Inversión y ahorro energético

Cada alternativa supone un ahorro energético diferente. Tanto la caldera como el calentador son sistemas muy eficientes, llegando a gastar entre 0,09€ y 0,11€ por una pequeña ducha de 5 minutos. Sin embargo, la inversión que hay que realizar para su instalación es algo mayor.

Por otro lado, está el termo eléctrico, un sistema más económico y fácil de instalar que los anteriores. El punto negativo es que, por una ducha de 5 minutos, el precio puede subir hasta los 0,28€.

¿Cuál utilizar? Dependiendo de cada caso, podemos recomendar los siguientes pasos:

  • Si se tiene un sistema de calefacción a base de radiadores, lo más normal es utilizarlo también para agua caliente.
  • Si no se tiene un sistema de calefacción, el termo eléctrico es una alternativa rentable si vives solo, con tu pareja o para una segunda casa.
  • Si gastas mucha agua caliente, un sistema con bomba de calor es la mejor opción.
Caldera, calentador o termo eléctrico: ¿Cuál elegir para tu casa?
5 (100%) 3 voto[s]

¡Hola! 👋 Si tienes alguna duda estoy para ayudarte.
-¡Haz click otra vez en el icono!-
Powered by