Portafusibles: guía de compra

fusibles

Los portafusibles son materiales eléctricos de protección que sirven para alojar en su interior el fusible. En función de los diferentes tipos de fusibles existentes, tendremos que elegir el portafusibles adecuado. Una vez hemos definido qué es un portafusibles, vamos a intentar hacer una breve guía de los portafusibles que podemos encontrar en el mercado.

Para qué sirve el portafusibles

Los fusibles son elementos imprescindibles en una instalación eléctrica. El fusible lleva en su interior un filamento o lámina eléctrica diseñada para quemarse cuando la corriente que pasa a través de ella aumenta sobre un valor determinado, debido a una sobrecarga o cortocircuito. El circuito está intercalado en la fase y al fundirse corta el suministro eléctrico, protegiendo la instalación y los aparatos conectados.

Pero el fusible no podemos colocarlo directamente en el circuito eléctrico, necesita de otro elemento fundamental, el portafusibles, que nos permite cambiarlo fácilmente cuando se funden y a la vez lo resguarda en su interior.  El portafusibles protege al fusible y, por ello, está aislado para que no entre agua en su interior y para que no se puedan tocar accidentalmente.

Tipos de portafusibles

Los portafusibles se pueden clasificar por los elementos que puedan alojar en su interior. Tenemos portafusibles individuales, que son los que acogen a un solo fusible. Otros pueden acoger a más de un fusible, según las características de la instalación. Estos últimos pueden ser, a su vez, de una entrada cuando tienen solo una entrada de corriente, pero en su interior hay dos o más fusibles que se reparten la carga.

Los portafusibles de varias entradas tienen un fusible por cada entrada y salida. Con este tipo de portafusibles se protegen diferentes elementos, se ahorra espacio y se simplifica la instalación, ya que en un mismo bloque de portafusibles podemos tener varios.

Los portafusibles también se pueden clasificar según el tipo de fusible que puedan llevar. Así tendríamos portafusibles cilíndricos para fusibles cilíndricos, portafusibles de cuchilla, o de pastilla.

¿Cómo escoger portafusible?

Para responder a esta pregunta tenemos que averiguar primero qué tipo de fusible necesitamos instalar. Como hemos dicho, el portafusibles es un elemento que sirve para acoger el fusible en su interior. Los fusibles son de distintos tamaños y soportan una determinada intensidad de corriente, que se miden en amperios. Si la intensidad de corriente de un circuito es de 10 amperios, no podemos utilizar un fusible de 20 amperios. Además de tener distintos amperajes, también son de diferentes tamaños. Tenemos que escoger la medida adecuada para el fusible que vayamos a emplear.

Los fusibles de cuchillas se utilizan en instalaciones de distribución porque tienen una alta capacidad.

En el ámbito doméstico, el fusible más utilizado es el fusible cilíndrico. Hay fusibles cilíndricos para diferentes intensidades: 25 A, 32 A, 50 A, 100 A, etc.

Lo aconsejable es calcular la intensidad de corriente del circuito que queremos proteger y, en función de ella, tendremos que escoger el fusible y el portafusibles correspondiente. También tenemos que tener en cuenta el tamaño del fusible que hemos elegido.

Portafusibles: guía de compra
5 (100%) 5 voto[s]

¡Hola! 👋 Si tienes alguna duda estoy para ayudarte.
-¡Haz click otra vez en el icono!-
Powered by