Qué es un cruzamiento eléctrico y cómo se realiza

cruzamiento eléctrico por electricistas

El cruzamiento eléctrico es una técnica que usan los electricistas y que puede llegar a ser compleja si somos profanos, aunque para un especialista es algo rutinario y tendrá memorizado la manera de hacerlo.

Es posible encontrar el esquema eléctrico del cruzamiento en Internet, pero para que funcione bien es mejor dejarlo en manos de profesionales, pues si intentamos hacerlo nosotros lo normal es que no funcione.

Qué es un cruzamiento eléctrico 

Un cruzamiento eléctrico es un mecanismo que se instala para apagar y encender la luz desde un lugar intermedio en zonas amplias.

Podemos pensar en un pasillo largo con una llave en el inicio y otra en el final. El cruzamiento sería una tercera llave a la mitad de este con la cual podemos tanto encender como apagar la luz, estén donde estén las otras dos llaves.

Diferencias entre el cruzamiento y el conmutador

La principal diferencia entre un cruzamiento y un conmutador la encontramos en la cantidad de hilos necesarios. En el primero se necesitan cuatro, mientras que en el segundo solo hay tres.

De esta forma, si no sabemos muy bien qué es un interruptor de cruzamiento y dudamos si tenemos uno instalado o es un interruptor conmutado, solo debemos desmontar la llave para ver el número de hilos que pasan por ella.

Otra diferencia entre ambos es que cuando hablamos de un interruptor conmutado, en la mayoría de las ocasiones solo hay dos, mientras que en cruzamiento son al menos tres. Volviendo al ejemplo del pasillo, las llaves conmutadas serían las del inicio y las del final con las cuales podemos apagar y encender la luz en cualquiera de ambos puntos.

Si queremos un tercer punto ya necesitaríamos otro hilo más y hacer un cruzamiento eléctrico con su respectivo interruptor.

Cómo se realiza el cruzamiento eléctrico 

Antes de comenzar necesitamos el esquema eléctrico de un cruzamiento para seguirlo y así poner todos los cables en su lugar, pues de lo contrario no funcionará.

Necesitamos que haya dos llaves conmutadas ya colocadas, una en cada extremo pues el cruzamiento hará de puente entre ambos interruptores.

En la llave de cruce veremos que hay cuatro pestañas. Dos suelen ser de color negro y otras dos de color blanco.

De esta manera, de un conmutador tienen que salir dos cables que van conectados a las pestañas blancas y del otro conmutador salen otros dos cables que van conectados a las pestañas negras, teniendo la llave de cruce sus cuatro hilos característicos.

Para distinguir bien de qué interruptor conmutado viene cada pareja de cables, se recomienda usar cables de distintos colores.

¿Cómo quedan los conmutadores?

Con el fin de que realizar esta instalación no sea un problema, podemos explicar cómo quedarían los conmutadores.

El primero tiene el cable de la fase y los dos que van al interruptor de cruce. Por lo tanto, tiene tres hilos. Con el segundo conmutador ocurre lo mismo. Dos de los tres hilos van hacia la llave de cruce, mientras que el tercero es un cable de fase que va al punto de luz.