Aerotermia como sistema de climatización eficiente

Aerotermia como sistema de climatización eficiente

La aerotermia está considerada una fuente de energía limpia y eficiente cuyo principal uso se da en la climatización y el control ambiental, tanto en calefacción como en aire acondicionado, y en la producción de agua caliente.

A continuación te mostramos cómo funciona la aerotermia, los requisitos para su instalación y sus numerosas ventajas como fuente de energía.

Cómo funciona la aerotermia

La aerotermia permite la extracción por medio de un sistema de bombas de la energía contenida en el aire. La energía extraída puede alcanzar el 75%, por lo que la electricidad necesaria para el funcionamiento de un equipo puede llegar a reducirse al 25%.

La aerotermia ofrece refrigeración durante el estío, calefacción durante los meses fríos y agua caliente durante todo el año.

Las bombas de calor de aerotermia son del tipo Aire-Aire.

Ubicación y requisitos de instalación de un sistema de aerotermia

La ubicación es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta a la hora emprender una instalación de aerotermia. Hay que sopesar el espacio disponible, así como la orientación de la vivienda.

La bomba de calor, también conocida como unidad exterior, debe contar con 2 focos a diferente temperaturas que permitan la transformación. Por lo tanto, la unidad exterior debe encontrarse en un lugar distinto al del calefactable, en una zona con amplias aberturas y en la que se respeten las separaciones de instalación.

Cuando la bomba se instala en exteriores debe ubicarse en una zona protegida de los vientos fríos y fuertes, a ser posible soleada. Necesita estar libre de obstáculos que impidan la circulación del aire en la salida del ventilador y a través del evaporador, y ser accesible para posibles tareas de mantenimiento.

La ubicación más común de la sala técnica es la zona del garaje o el sótano. Suele estar formada por un acumulador de agua caliente sanitaria, vasos de expansión para la calefacción y el agua caliente, bomba de impulsión, separador de inercia y, todo ello, con su instalación hidráulica.

Comprar sistemas de aerotermia al mejor precio

Beneficios de la aerotermia: razones para su instalación

La aerotermia cada vez es más popular como fuente de energía por sus numerosos beneficios. A continuación te mostramos algunos de los más importantes.

Una tecnología respetuosa con el medio ambiente

La aerotermia es considerada una tecnología eco-friendly. Al no usar combustiones reduce las emisiones de CO2. Además, su funcionamiento es absolutamente seguro, tanto para el medio como para los usuarios.

Ahorro monetario

Además de su carácter eco-friendly, las ventajas económicas de los sistemas aerotérmicos son otras de las principales razones del creciente éxito de esta tecnología. El consumo energético es notablemente menor en comparación al de otras tecnologías de climatización.

Confort

Cuando la bomba de calor de aerotermia alcanza la temperatura de confort, la mantiene automáticamente, sin necesidad de estar encendiéndola y apagándola continuamente, como ocurre con otros sistemas de climatización, lo que redunda en la comodidad de los usuarios. Esta cualidad también reduce el consumo de energía.

Una tecnología para todo

La duplicidad de sistemas de climatización siempre es un engorro y un gasto innecesario. La aerotermia te permite refrescar y calentar la vivienda, al mismo que tiempo que contar con agua caliente sin duplicidades, en lo que podríamos llamar un todo en uno.

Además de la evidente comodidad, funcionar con un único sistema reduce el riesgo de sufrir averías y hace más económico su mantenimiento.

Una instalación muy sencilla

Uno de los grandes temores al instalar un sistema de climatización es el de tener que realizar costosas e incómodas obras. Ese riesgo no existe con la aerotermia, que prácticamente no requiere de ningún tipo de obra. Su instalación se puede realizar en las más variadas tipologías de viviendas y de una forma muy sencilla y rápida.

La instalación de un sistema de aerotermia es la mejor apuesta a la hora de climatizar una vivienda. Su creciente éxito no es ninguna casualidad. A su respeto por el medio ambiente debes añadir la comodidad que conlleva su uso y el ahorro de hasta un 75% en la factura de la luz. Sin duda, una gran inversión.