Instalaciones trifásicas y monofásicas: ¿cuándo se necesitan y cómo cambiarlas?

Instalaciones eléctricas trifásicas monofásicas

En este artículo te vamos a explicar qué son las instalaciones trifásicas y monofásicas. Al final del mismo sabrás distinguir una de otra y también en qué situaciones se emplean cada una de ellas.

Qué son las instalaciones eléctricas trifásicas y monofásicas

En una instalación monofásica existe una sola fase y la corriente alterna que circula a través de ellas va a 220 o 230 voltios, que son las tensiones normalizadas en Europa. La instalación monofásica es la habitual en los hogares y en los locales con poco consumo eléctrico.

La instalación monofásica se caracteriza porque el cableado está compuesto por dos cables, uno marrón que es la fase, por donde circula la electricidad, y uno azul, que es el neutro. Estas instalaciones monofásicas se conocen como bipolares. 

Pero normalmente, encontramos tres cables en una instalación monofásica. A los dos anteriores, se suma uno de color amarillo y verde, que es la toma de tierra. Por este cable no circula electricidad, ya que es una medida de seguridad: se utiliza para derivar a tierra la corriente generada cuando hay un cortocircuito o sobretensiones.

En las instalaciones trifásicas, tenemos tres fases y tres corrientes alternas. El voltaje normalizado es de 380 voltios. Este tipo de instalación es el habitual en las fábricas, locales comerciales o naves industriales, donde los consumos son mayores y tenemos máquinas eléctricas de gran potencia.

El cableado de la instalación está compuesto por cuatro cables de distintos colores (tres para las fases y uno para el neutro) y un quinto cable, de color verde y amarillo, para la toma de tierra. En las instalaciones trifásicas circula corriente eléctrica por cada una de las tres fases.

Las instalaciones eléctricas trifásicas y monofásicas se distinguen, además de por el cableado, por los magnetotérmicos del cuadro. Si estos van de dos en dos, estaremos ante una instalación monofásica. En cambio, en la instalación trifásica, los magnetotérmicos están colocados de tres en tres.

También son diferentes las tomas de fuerza, porque nos encontraremos con un conexión trifásica de enchufe, que tiene cinco polos (tres para las fases, uno para el neutro y otro para la toma de tierra).

Cuándo es necesaria una instalación trifásica

Normalmente, se recomienda una instalación eléctrica trifásica cuando la potencia contratada supera los 13,86 kW. Si la potencia contratada es inferior, es mejor la instalación monofásica, porque se ahorra energía y no hay problemas con la mayoría de los electrodomésticos comunes, que son monofásicos.

Aunque anteriormente hemos dicho que las instalaciones monofásicas son las habituales en los hogares y las trifásicas en las industrias, también podemos encontrarnos con domicilios que tienen energía trifásica, normalmente porque son grandes casas que tienen altos consumos por la climatización. Existe, pues, la instalación eléctrica trifásica domiciliaria, pero no es lo más frecuente.

Si tenemos electrodomésticos monofásicos y la instalación eléctrica es trifásica, se puede conectar monofásico a trifásico, pero en estos casos podemos tener problemas, ya que la instalación trifásica reparte la potencia entre las tres fases, y podemos excedernos fácilmente de la potencia contratada.

expertos electricidad climatización iluminación

Cómo pasar de una instalación trifásica a una monofásica

Se puede pasar de una instalación trifásica a monofásica, bien porque tengamos una instalación antigua trifásica o porque no necesitamos tanta potencia y queramos ahorrar en la factura. En estos casos, es necesario cambiar el contador y los mecanismos de protección, también necesitaremos un nuevo boletín eléctrico y hacer un trámite con la compañía. Todo eso tendremos que hacerlo con profesionales autorizados y adquiriendo el material en centros especializados.

 

Las instalaciones trifásicas y monofásicas son diferentes. Cada una tiene su funcionalidad. Tenemos que saber qué es lo que vamos a consumir y qué aparatos vamos a instalar en nuestro hogar o negocio antes de decantarnos por una u otra.