Primeros pasos para instalar un portero automático

instalar videoportero

Instalar un portero automático es una decisión que permite disfrutar de una mayor seguridad en el hogar. Ya sea en una comunidad de vecinos o en una vivienda adosada, los porteros automáticos permiten conocer a través del sonido o de la imagen la identidad de la persona que desea entrar a la vivienda.

Portero automático vs videoportero: qué escoger

En la actualidad existe una tendencia de cambio en cuanto a este tipo de dispositivos debido a la fuerte irrupción del videoportero, una versión más moderna de los porteros automáticos que incluyen la posibilidad de disfrutar de imagen en la puerta gracias a una cámara integrada en la placa del portero.

La instalación de un videoportero no reviste de una mayor complejidad que la de un portero automático, y es que la mayoría de esta nueva generación de videoporteros funcionan con el sistema de 2 hilos no polarizados, lo que hace que la instalación sea más rápida y sin errores. Además permite aprovechar el cableado existente de un portero automático anterior. Es por tanto una solución apta tanto para instalaciones nuevas como para la reposición.

Escoger un portero automático convencional o un videoportero dependerá de las necesidades de cada vivienda o familia. En cualquier caso los segundos se recomiendan en viviendas con personas mayores o con niños o en viviendas en calles poco transitadas donde hay que extremar las precauciones. El incremento en la seguridad es notable con los videoporteros, ya que permiten ver quién está detrás del telefonillo evitando confusiones o intrusiones en el hogar que puedan resultar fatales.

Cómo instalar un portero automático

Si has llegado hasta aquí es porque necesitas saber cómo instalar un portero automático. En primer lugar hay que retirar la carcasa del telefonillo con un destornillador. A continuación hay que fijarse en la numeración y color de cada cable para desconectarlos. Se retira la base del antiguo dispositivo, se fija con lápiz los puntos en la pared en los que abrir los orificios y se colocan unos tacos de nylon.

A continuación se coloca la nueva base del telefonillo en la pared haciéndola coincidir con los orificios y se insertan los cables sueltos en sus huecos. Hay que comprobar si la nueva instalación tiene diferentes hilos de llamada (zumbido, melodía…) e insertar el cable en la opción correcta. Tan solo queda fijar el volumen del micrófono y del altavoz y colocar el telefonillo en la pared fijándolo con tirafondos.

De esta forma se logran sustituir un viejo portero automático por uno nuevo más eficiente y con mejores prestaciones. Es una mecánica que cualquier profesional o aficionado al bricolaje puede hacer con gran rapidez, ya que no resulta complicado de llevar a cabo.

La instalación de un portero automático o de un videoportero incrementa la seguridad en cualquier vivienda, negocio u oficina y permite conocer la identidad de la persona que desea acceder al interior, ya sea a través del sonido o con imagen y sonido, de manera precisa y a distancia.

Primeros pasos para instalar un portero automático
5 (100%) 4 voto[s]

¡Hola! 👋 Si tienes alguna duda estoy para ayudarte.
-¡Haz click otra vez en el icono!-
Powered by